Una de las peores cosas que le pueden pasar a una embarazada es llegar al día D y que no se ponga de parto. Por experiencia sé lo pesado que son los últimos días, y eso que B nació en la 39+3 y la Chica en las 40 clavadas, pero aun así los últimos días de ambos embarazos fueron horribles, y si vives en un pueblo más.

_O2N6229_COLOR

Las personas, por naturaleza, somos cotillas, nos gusta interesarnos por la vida de los demás. Pero las personas de pueblo, lo somos más (y digo somos porque yo también tengo ese gen), y cuando vives en un pueblo y estás a punto de reventar, todas las miradas se fijan en ti, todo el mundo quiere saber cuándo te toca y todos son muy brujos para fijar la fecha de parto. Ese interés es de agradecer la primera, la segunda, y hasta la tercera vez, pero llega un punto que estás hasta el moño de que te paren por la calle.

Hoy, hablando con mi hermana, que está a puntito de ser mamá por primera vez, me he acordado de todas y cada una de las frases que me decían a mí los días (semanas) previos, y que seguro las mamás que hay por aquí también habéis escuchado.

Tienes la cara “rara” (esa es la favorita de mi madre). Rara? Rara qué es? Dime que tengo el guapo subido, que soy más fea que “picio” o que estoy hinchada, pero no me digas que tengo la cara rara. Ese estado de incertidumbre hace que las embarazadas nos miremos en el espejo en busca de la rareza que nos va a poner de parto esa misma noche. Pero no.

Tal día cambia la Luna, seguro que te pones de parto. Alguna explicación científica tendrá, pero por favor, no todas las embarazadas paren cuando hay cambio de Luna, así que dejad de dar esperanza a las preñis con ese argumento. Reconozco que con la Chica la mañana después del cambio de Luna me levanté de mal humor, ilusa de mí había depositado mucha esperanza en ese cambio…

Tienes la barriga baja, ese es un clásico. Yo me tiré tres semanas con la barriga por los suelos, y la pequeña no salía. Y cada vez que me encontraba a alguien que me decía eso me quería arrancar los pelos. Sí, las barrigas bajas, son signo de que el bebé se ha encajado o colocado un poco mejor, pero no de que ya esté tocando a la puerta.

Si se te adelantó el primero, el segundo cae antes fijo. Me gustaría que alguien apañado en la sala me dijese si eso tiene alguna certeza, porque en mi caso no fue así. Pero claro, tanto me lo dijeron que yo me lo creí y en la semana 37 estaba ya a punto de salir corriendo al Hospital, por si la segunda salía antes que la primera.

Y para mí, la que más me jodía: aún no? AÚN NO? A ver chiquita, no me ves arrastrándome detrás de un bombo? No ves que estoy gorda como una pelota? No ves que no paseo ningún bebé? Pues no! Aún no! El día que nazca van a sonar las trompetas y va a llover confeti, así que hasta que no veas eso, no! Aún no!

_O2N6195_COLOR

Está muy bien que nos interesemos por el estado de las embarazadas de nuestro alrededor, pero hacerlo cada día, supera. Dosifiquemos un poquito nuestro interés. Os juro que una embarazada de 40 pasadas no se va a dar cuenta de que “hoy” no le preguntas o haces algún comentario al respecto. No es que las preñis seamos unas bordes, es que que no salga la criatura cabrea, y que encima alguien (muchos) meta el dedo en la llaga, jode más.

Así que a todas las embarazadas de la sala, y en especial a mi hermana. Tumbaos, dormid, escuchad música, tomad lo que queráis, leed y disfrutad, que nadie se quedó dentro así que salir SALDRÁ!

Un beso a todas y feliz lunes!