cabecerapanel

Empieza el curso (por fin!), y hoy traigo un DIY para que tus ideas luzcan organizadas en cualquier pared, a través de un panel de corcho.

Hace días que tenía ganas de darle un toque un poco más personal a mi parte de la mesa que comparto con Uri en el estudio. Este curso nos hemos propuesto darle uso a este espacio y dejar de montar la “paradita” en la mesa del salón cada vez que tenemos que trabajar en casa. Algún día os enseñaré nuestro renovado despacho, pero por ahora os quiero mostrar este DIY tan fácil para mi cachito de pared.

Llevaba tiempo buscando ideas en Pinterest, pero no terminaba de encontrar la que me gustase de verdad, hasta que encontré ésta. Entonces dio la casualidad que se cruzó en mi camino una lámina de corcho y lo tuve claro, tenía que hacer este proyecto. Es tan fácil que no necesita muchas explicaciones, pero ahí va:

Materiales que necesitas:

  • Lámina de corcho
  • Regla
  • Kúter
  • Pintura chalk paint
  • Cinta de doble cara
  •  

    Paso 1

    Haz una plantilla con la forma de un hexágono, dibújala en la lámina de corcho tantas veces como piezas vayas a necesitar, y córtalas.

    materiales

    Paso 2

    Pinta las piezas que quieras con las formas que más te gusten. He querido darle un poco de color con la chalk paint que tengo en mint y en blanco, y que compré hace mucho tiempo en Crea Decora Recicla.

    pintura

    Paso 3

    Antes de empezar a pegar en la pared, te recomiendo que montes la forma encima de la mesa, le hagas una foto y luego procedas a hacerlo. A mí me ha ido muy bien ya que mi memoria visual a veces es limitada.

    montaje

    Paso 4

    Pega las piezas a la pared con la cinta de doble cara. Aquí tengo que deciros que inicialmente compré una cinta que resulta ser súper fuerte, pero aquí el experto en bricolaje me dijo que ni de broma iba a pegar yo esa cinta en la pared, pues el día que me canse del panel, vamos a “echar la pared abajo”. He optado por hacerlo con la típica cinta que venden en las papelerías, pero el corcho acaba tirando y se levanta. Así que aunque he reforzado las piezas con esa cinta, y por el momento no se levantan, no sé si al final voy a tener que usar la fuerte, y que sea lo que tenga que ser 😛

    Y voilà! Ya tienes un panel de corcho para colgar fotos, ideas, inspirarte o anotar una cita.

    finish

    Qué te ha parecido? Fácil, verdad?