El otro día, hablando con una amiga que acaba de ser madre y que está en pleno y agotador postparto, me di cuenta que cuando una está embarazada muy poca gente te cuenta qué es el postparto. Ese periodo de adaptación a la vida materna y a tu bebé.

Sí, nos tiramos meses leyendo sobre el embarazo, tipos de parto, cómo son las contracciones, etc. Nos enseñan a respirar, a colocarnos bien para que el parto sea menos doloroso, pero nadie te dice que cuando llegues a casa vas a ser una braga con ganas de llorar noche y día.

Y pensando en mi postparto me ha apetecido haceros una lista de cosas que a mí me ocurrieron (si vais a ser mamis, estad preparadas) y cómo podéis colaborar si estáis cerca de alguien que acaba de parir.

No soy experta en la materia, pero sí soy madre y he pasado por ello, así que el post de hoy se basa única y exclusivamente en mi experiencia.

  • El primer día estarás tan feliz que creerás que eres superwoman. No te tirarán los puntos, tendrás ganas de recibir muchas visitas y contarle a todo el mundo que eres mamá. Error! Las hormonas empiezan a jugar contigo y todo es fruto del desbarajuste hormonal.

Consejo a la futura mami: Tómatelo con calma y no quieras quedar bien con nadie.

Consejo al resto: No os creáis esa euforia. No hace falta que seáis waterparties, pero intentad que madre y bebé estén tranquilos.

  • La lactancia no es sencilla y nadie nace enseñado. No creas que porque no te dé palo sacar la teta delante de todos, lo tienes dominado. Todo necesita su tiempo y tanto el bebé como tú necesitáis aprender juntos.

Consejo a la futura mami: Sigue tomándotelo con calma. Cuando necesites dar de mamar, pide que te dejen sola. Creerás que no influye, pero la tranquilidad beneficia mucho al establecimiento de la lactancia, y a tus tetas.

Consejo al resto: Sed respetuosos y estad atentos. Si veis que llega el momento de dar el pecho, salid de la habitación y dejad a madre y bebé tranquilos. Quizás ella no os lo pida, pero os agradecerá infinito ese gesto.

  • Hay gente que cree que un hospital es un centro social. Durante mi estancia allí recibí visitas de personas que nunca hubiese imaginado, puro cotilleo.

Consejo a la futura mami: No te dé vergüenza pedir tranquilidad cuando la necesites.

Consejo al futuro padre: Transfórmate en guardaespaldas. Recibe las visitas en el pasillo y si hace falta, pide que vuelvan más tarde (o que no vuelvan). Si todo va bien, habrá tiempo para besar a madre y criatura más adelante.

Consejo al resto: Nunca os presentéis sin avisar, no cuesta nada llamar antes.

  • Puede que llores mucho, muchísimo. Así es. Yo me tiré llorando unos quince días. Miraba a la niña y lloraba, hablaba con mis amigas y lloraba, me miraba al espejo y lloraba. Las hormonas son muy malas.

Consejo a la futura mami: Nunca te sientas mal por exteriorizar tus sentimientos. Si necesitas llorar, llora.

Consejo al resto: Nunca os metáis. Cada vez que alguien me preguntaba ¿por qué lloras, si es lo más bonito del mundo? se me partía el alma (a falta de poder partir otra cosa…)

  • Sólo tú sabrás cuando estás preparada para tener sexo. Te dirán que en la cuarentena ya puedes ponerte manos a la obra, que no tengas miedo, que no te pongas nerviosa. Todos querrán saber si lo has logrado.

Consejo a la futura mami: Sonríe y di que sí.

Consejo al resto: Dejad de preguntar esas cosas…

  • Todo el mundo sabe mucho del sueño de las criaturas. Otra de las preguntas que te harán es si el bebé duerme por la noche. Al principio perdía mucho tiempo en contar que no, que B se despertaba mucho, que me la metía en la cama y todo lo que ocurría en nuestras interminables noches. Parece que la gente lo que quiere es escuchar tus penas de madre primeriza.

Consejo a la futura mami: Cuando te pregunten, sonríe y di que sí, que el bebé duerme muy bien toda la noche.

Consejo al resto: No preguntéis.

 

En definitiva, el postparto es duro. Calma, tranquilidad, mucha paciencia y mucho amor por todas partes. Esa es mi opinión.

Y por hoy, esto es todo, amigos. En unas semanas, cuando me encuentre en pleno proceso de adaptación a una segunda criatura, os sigo contando…